RAFAEL BRACERO CALZADO

Muy buenas tardes, mi nombre es Rafael Bracero, y con la redacción del siguiente artículo tengo como propósito informaros sobre un tema de rigurosísima actualidad. Seguramente, os habréis fijado que cada vez con más frecuencia se aborda en nuestra sociedad el conflicto de EE. UU. vs China. Mi objetivo hoy es el de analizar brevemente por qué se nos presenta en los medios de comunicación esta rivalidad entre ambas. Además, mi intención es la de ser lo más objetivo posible, sin caer en politizaciones por ninguno de los dos Estados, es decir, presentar los hechos que concurren para posteriormente lanzar algunas hipótesis extraídas por académicos de la materia.

En primer lugar, vemos como actualmente existe una guerra comercial entre dos grandes potencias, Estados Unidos y China, ¿es en realidad una amenaza para nosotros esta rivalidad? La respuesta a esta pregunta es afirmativa, ya que no se trata únicamente de una guerra comercial, sino que esta tiene un trasfondo a largo plazo. China quiere llegar a alcanzar a EE. UU. económica, política y militarmente, es decir, quiere llegar a alcanzar a la primera potencia mundial y estamos viendo que actualmente, en estos tiempos de pandemia, no solamente ha recuperado su economía sino que además es el único país que ha crecido en términos de PIB. Por lo tanto, uno de los mayores desafíos que se nos presenta y para el que tenemos que estar preparados es al auge de un Estado autoritario como primera potencia.

Nos podemos preguntar también: ¿Existirá un conflicto armado (guerra) entre ambos por defender esta posición? Pues bien, guerra violenta como tal, sabiendo que existen armas nucleares capaces de destruir el planeta, no es probable que llegue a existir. Sin embargo, ya estamos viendo ofensivas continuas por ambas partes tanto comercialmente como propagandísticamente, debido a que Donald Trump acusa a China de ser la desencadenante de la pandemia, aún sin estar este hecho confirmado a ciencia cierta. Por lo tanto, nos encontramos ante un momento histórico, en el que un país no occidental, sin valores democráticos, violador de los derechos humanos y represivo, podría alcanzar el top 1 de los Estados más fuertes.

Y para terminar, quiero dejaros una pregunta-reflexión: ¿Significa, entonces, que la democracia ha sido derrotada como sistema de Estado por un régimen dictatorial? ¿Supondrá una crisis en nuestras sociedades democráticas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s